Amanéceme, si puedes


Supongamos que hay un reloj dentro de cada segundo.

Que en el sol, se ocultan multitud de lunas rosas.

Que los días se esconden detrás de las lilas azules o,

que es de noche,

y el amanecer llega con zapatos de charol rojo,

las manos llenas de estrellas

y una trenza en el pelo.

Supongamos, que no pudiésemos suponer,

ni abrir una ventana al mar o,

que estoy a oscuras y mirándote, me atrevo a decirte:


Amanéceme, si puedes



Traductor

Amor-DesAmor

Poemas todos publicados en el libro "Amor_desamor"  del Artista
Ricardo Rocío Blanco 
y editado por la Universidad de Jaén. 
Año 2010


Amor



Nuevos Momentos


Voy a cruzar,
el pasillo de tus labios
y licuarme en tu saliva de breas y algas nuevas,
las horas que se tragó tu ausencia.

Me dejaré libar,
quebrándome en la línea horizontal de tus suspiros
y anudaré mis alas de paloma equivocada
a los lirios de tu lengua de música y oleaje.

Voy a coserme a tu voz de lentejuelas
y desbordar esta sonata que rompe los bastidores,
y entiendo que tu aliento quemará por fin,
las hojas sin color susurradas por el viento.
... 

                                                                           Rocío Biedma

----------------------------------------------------------------------------------


Viento

Si existe un lugar
donde yo deba estar
viento,
llévame hasta allí
y déjame enlazar mi corazón al suyo,
para que al marcharte tú,
yo pueda quedarme.


                                        Rocío Biedma

-------------------------------------------------------------------------------------

Reloj

Ahora entiendo esta presión del pecho.
Detrás de mis costillas se esconde un reloj.

Tal vez te preguntas en qué momento justo

empezaste a darle cuerda, 
y aprendas
que han dejado  de pesarme las horas,
y que mi tiempo requiere de tus manos
para girar en torno tuyo.


                                               Rocío Biedma

----------------------------------------------------------------------------------------------



Olvido


Lluvia de canela entre la hierba,
halo de oro que me amanece las horas.

Alguien dejó olvidado
mi nombre en su mesita
para que yo te encontrara.

                                                     Rocío Biedma

------------------------------------------------------------------------------------------------------

Me pregunto

Me pregunto  si  tus manos tan calladas
Podrán hablarle a mi piel
Lo mismo que el poeta le habla al verso.

Me pregunto si tus brazos tan eternos
Sabrán abrazar mi tiempo derramado,
Y llenarlo de ternura.
Y deternerlo.

                                    Rocío Biedma
-----------------------------------------------------------------------------

Hacia ti


Voy caminando hacia tu  nombre
y no quiero llevar la piel callada,
ni las manos vacías de poemas,
ni la noche ausente de estrellas.

Voy caminado hacia ti,
y se me desdobla la mirada
que empieza  a ser nosotros,
y siento en mi espalda seca
el aliento de un verso que la empuja
mientras voy hacia ti,
en pos de tu ternura.

                                        Rocío Biedma
-----------------------------------------------------------------------------------

No soy yo

No soy yo
son mis días los que te aman.
Y mis manos,
las que se hacen alas
para seguir el vuelo de las tuyas.


                                                 Rocío Biedma

-------------------------------------------------------------------------------------------------


Cuando dices mi nombre

Cuando pronuncias  mi nombre,
lo dices todo en un momento
y te siento decirme.

Me abrazas y me besas sin saberlo,
cuando dices mi nombre,
y me doblas de amor
cuando me rozas el acento
con la punta de tu lengua.

                                         Rocío Biedma
-------------------------------------------------------------------------------------

Como agua



Levemente
me derramo en ti.

Se me torna en agua cristalina
la razón ayer perdida,
y me vierte,  río abajo,
encontrando mi forma en cada hueco
al son de tus manos,
que dan silueta infinita a mi piel
hoy hecha tuya.
                                               
                                         Rocío Biedma

--------------------------------------------------------------------------------------

Esbozos

El tiempo en que no estás
devuélveme entre besos
y dime sin palabras:
nosotros, somos, nuestro.
...

Quiero abrazarme contigo,
con el halo que tu risa da a la tarde,
con el gesto de tu piel cuándo la rozo,
con el verde que tu voz vierte en mi huerto
...

Si mañana pierdo la memoria,
recuérdame el momento
en que descubrí tu boca.
...

Cuando estás,
se me detienen el tiempo y los miedos,
y me siento diluir debajo de tu piel
sin hemisferios.


                                  Rocío Biedma


--------------------------------------------------------



Des-Amor


Te esperaba


Te esperaba.
Y la tarde trajo ausente tu mirada,
llegó vacía de ti,
sin gestos, sin deseos
ni esperanza.

Y dejó en la mesa
el silencio de unas manos sin mañana.

No noté que habías venido
a pesar que te esperaba.


                                       Rocío Biedma
------------------------------------------------------

Nada

Nada te pedí en este amor,
tal vez por eso,
nada tuve de él,
y nada tengo de ti.


                                         Rocío Biedma
-----------------------------------------------------

Tu Viento


Tu viento me desgarra y alborota
me arranca de la rada  de tu piel,
me enreda la ilusión con piruetas
y luego me hace bruma de luz fría
y me llena de azul el hueco de las olas
que me arrastran, irremediablemente,
deshecha al fin
hasta tu embarcadero.


                                            Rocío Biedma


----------------------------------------------------------------------------


Negro Océano


No voy a mirarte las manos
curiosa por sentir mi piel en ellas.

No voy a cogerme a tu cuello
para no verme erizadas las palabras.

No voy a arrancarme la torpe convicción
de que habito hundiéndome en tu océano.

                                                          Rocío Biedma


---------------------------------------------------------------------------------


Ya sin ti

Acaso la sangre se me fue tras tu partida

y quedan desangradas las flores de mi verbo.


Y después de caer la tarde,
cuándo el sol se torna tan rojo como siempre,
la luna,
sé que intenta comprenderme.



                                               Rocío Biedma

-----------------------------------------------------------------------


Esbozos


Los labios ajados
las manos rotas
el camino de zarzas
y el eco de una voz
pesándole en los hombros
con la verdad guardada.

                  …

Ni la lluvia ni tu corazón
me contaron nada.
Me lo dijo el silencio de la tarde
y ese frío empeñado en abrazarme
y la sombra que en la piedra
mi dolor desdibujaba.


                                           Rocío Biedma


--------------------------------------------------------------

“Toqué la luna, dices. 
La tuve entre las manos.
Y era un regalo frío”

  Felipe Benítez Reyes


          Sin más


A la deriva voy
sin otra piel
que la noche hecha jirones de lamento,
sin otro abrigo
que el dolor ultrajado del pensamiento,
sin más amigo
que el susurro enamorado del viento
sin más amor
que este mar tuyo, callado de dolor
y náufrago de nuestro sentimiento.



                           Rocío Biedma

----------------------------------------------------

Como el Río



Se me va el amor río abajo,
sin que pueda sujetarlo.

Se me va el aliento detrás,
y el recuerdo que dejaste,
lo viene el agua a buscar.

Sin poderlo sujetar,
con los besos  que robaste
río abajo, se me va.



                                     Rocío Biedma

---------------------------------------------------------



“No pudimos ser .La tierra
no pudo tanto. No somos
cuanto se propuso el sol
en un anhelo remoto”

           Miguel Hernández

 Tiempo Bordado



Es hora de marcharse. Es tarde.
El tiempo está vestido.

Cada puntada tejió el silencio de la espera

y ahora aquel bordado de esperanza,
nos bastará si algún instante
se nos hiela la mirada,
mientras nos llega el olvido.

Tiempo bordado que mañana,
 tendrá un olor a antiguo en los dobleces
y alguien sabrá que fui anudando cada tarde,
algún suspiro que tal vez creí tuyo.

Me voy cansada de tu nombre.
Los días sin ti,
vienen a terminarse hoy contigo.


Rocío Biedma



                                   

Poemas todos publicados en el libro "Amor_desamor"  del Artista
Ricardo Rocío Blanco 
y editado por la Universidad de Jaén. 
Año 2010


-------------------------------------------------------------------------


Poema dedicado al Artista Ricardo Rocío Blanco, incluido en el libro catálogo “MiMultiVersum” 
con motivo de su Exposición en el Museo de Jaén del 17 de Septiembre al 27 de Octubre de 2013.



Su Línea


“A ti, contorno de la gracia humana,
recta, curva, bailable geometría,
delirante en la luz, caligrafía,
que diluye la niebla más liviana”

Rafael Alberti (A la Línea)




Al principio creí que era un pájaro…
…tal vez una mariposa.
Y al acercarme,
 hallé unas manos aladas,
de plumas incontables,
y sus dedos, sedosos,
como  ágil bailarina de lluvias y poesía.

 Más tarde, pude ver
su trazo, de ríos cotidianos
que se desviste la oscuridad cada mañana
para ponerse un alma
de realidad y de milagro,
con olor a almendro.

Y pude emocionarme al contemplarlo.
Como un parto, brotó de entre sus alas agitadas
esa luz, nacida de su yo,
prolongándose en  su trazo.
Esa línea  que anida en el silencio
y boga sin remos por el tiempo,
con rumbo incierto
y con las ilusiones batidas.

La que irrumpe
con la certeza de salvarse del naufragio.
Alegre. Dolida. Loca.
Resbalando lujuriosa, por el lienzo dormido,
con el afán de existir
partiendo de la intuición y el gozo
de ser mecida por las olas.

La frágil y delgada,
que florece de sus manos
y multiplica de la luz sus abalorios,
retorciéndose, indecente y desnuda
por los belfos del abismo.

La que va en busca de la sombra y de los ecos,
para teñirlos de paraíso
y hacerlos girar, como dos mundos.

La misma que no tiene recta,
la que moldean sus dedos
y suavemente acomete,
se curva, y da la vuelta.

Y devora el blanco de la nada
para, al menor descuido,
 de primavera sentirse herida.

La que viaja  incansable
veloz, hacia otros días,
y ensarta como un hilo
las perlas que provocan soñar,
los mil colores,
y explosiona a veces,
en músicas y versos,
amando a cada instante lo finito,
sin vértigos, ni cipreses.

La que huye siempre
buscando ese caudal prodigioso y fascinante
donde poder desparramarse
y hallar su propio equilibrio
de luces, pátinas, brillos y crepúsculos,
para después,  descansar para siempre
plasmada en armonía.

Traviesa y divertida,
a veces novia,
a veces viuda,
provocadora y niña,
constante o discontinua
ruidosa y fresca, altiva y fría,
que irrumpe cual tormenta,
para mojar los iris y ser perseguida,
y  desemboca de mil formas
expresando el alma de esas manos
que la empujan a salir a escena
e interpretar su lira.

Ese trazo suspendido
que desdibuja el tiempo,
no está solo.
Ni siquiera llegó, ni hoy se queda.
Tan sólo sobrevive
por que fluye de una sangre desde dentro
y deja derramarse
todas las lágrimas que guarda en sus pupilas
y se alimenta de un corazón
que arroja por la borda sus lívidos tesoros.

…Al principio creí que era un pájaro.
Ahora,
sólo entiendo unas manos intensas de gaviota,
que se alzan al vuelo dejando en el horizonte
una línea punzante que engarza estrellas,
algunas soledades, emociones y otros verbos
y se retuerce, como el rizo de un cabello
para crear el nombre de su dueño:

Ricardo
             Rocío
                        Blanco
                    
                                            ...                                                                                                                                                                                                                                                                                     Rocío Biedma
  


Poema dedicado al Artista Ricardo Rocío Blanco, incluido en el libro catálogo “MiMultiVersum” 
con motivo de su Exposición en el Museo de Jaén del 17 de Septiembre al 27 de Octubre de 2013.

------------------------------------------